Bisquertt celebra sus 40 años

Presentó también su nueva etiqueta para La Joya

Autor: Alejandro Jiménez

05 de Diciembre de 2018

Todo comenzó con el sueño Osvaldo Bisquertt, un pionero que fines de los años 70 tuvo una ilusión que paso a paso fue plasmándose hasta convertirse en una de las bodegas de mayor reputación en el Valle Colchagua. Su momento cúlmine llegó con la gran apuesta de Don Osvaldo por la zona de Marchihue, un terruño a 30 kilómetros de la costa del Valle, que hoy es la cuna de los vinos Bisquertt Family Vineyards. Así lo recordó Sebastián Bisquertt en esta conmemoración de Viña Bisquertt, que cintempló además la presentación de un espumante y el cambio de imagen de la línea La Joya.

"Esta historia es lo que ha inspirado a la familia Bisquertt para la creación de su nueva imagen, es por eso que hoy trabajan para poder entregar a los amantes del vino una experiencia única gracias a un producto premium que invita a descubrir nuevos sabores, texturas y una apreciación distinta a lo que significa el vino en sí", se seña´ló en la ocasión, donde estuvo presente su equiò enológico encabezado por Felipe Gutiérrez y por el asesor italiano Alberto Antonini.

Bisquertt está presente en 30 países y espera duplicar su cobertura hacia el año 2020, consolidándose así globalmente con su característica receta: carácter, frutocidad, terroir, energía, donde destaca su nueva línea de La Joya Single Vineyard en sus variedades cabernet sauvignon, carmenère, merlot y malbec.

Además, Bisquertt presentó el espumante La Joya Extra Brut, un fresco vino espumoso de chardonnay, de color amarillo cristal pálido, de aroma fresco, frutal con notas de durazno blanco y manzana, que se une al extenso portafolio de vinos de la marca.

La empresa familiar presenta todas sus variaciones bajo el concepto La Joya, con un nuevo packaging, para potenciar su presencia en los diferentes mercados.