Comprar, Llevar, Comer

10 de Mayo de 2017

Eso de comprar y comer al paso, es más propio de jugos, sopaipillas y maní tostado, que de comida más elaborada… o al menos más ondera que el promedio. Como es marzo y el tiempo suele apremiar, mostramos una lista diversa de sitios donde el “take away” es la ley.

Streat Burger

Su primer aporte fue hacer visible una oscura zona de calle Isidora Goyenechea, abriendo la vía y dejando transitar a la gente con un fin claro: que pasara y pidiera las hamburguesas más agringadas de Chile. Es que todo lo importan desde EE.UU.: el pan, la carne molida, las bases para darle sabor a su amasijo. Como si se tratara de un parador neoyorquino en Santiago. Y funciona. Se adaptan a la mano, todo sabe a lo que es y las papas fritas onduladas le dan un toque especial. Hay barra y mesas, pero no es pecado salir paso a paso masticándolas.

Precio: desde $ 5.400.

STREAT BURGER.

Isidora Goyenechea 3199, Las Condes.

www.streat.cl. Correo: [email protected]

Buffalo Waffles

Cada fin de semana, por las tardes, suele haber cola frente a un minúsculo puesto del barrio Lastarria, donde lucen tres waffleras trabajando a toda máquina. Vale la pena esperar el turno, porque ofrecen unos mullidos ejemplares dulces y salados de estas masas de origen belga y vocación universal, con mezclas que van desde el pastrami con queso y rúcula, pavo, jamón serrano, vegetariana hasta una alternativa con frutillas, hechas para comer al paso. Es más, recomiendan ir al vecino Parque Forestal para disfrutarlas. Precio: $ 3.500.

BUFFALO WAFFLES.

Merced 315,

Santiago Centro.

www.buffalowaffles.cl

Soy Churro

Una esquina estratégica por ser una de las más concurridas de Providencia, posee la estética de una churrería como las españolas. En todo caso, más gracia tienen sus churros, bien largos, livianos en peso y recién fritos en aceite nuevo (se nota en el dorado crocante de la masa). Con un poco de azúcar flor, funcionan, pero la gracia es cogerlos con la salsa de chocolate

clásica de la preparación. Van desde cuatro y hasta 16 unidades, aparte de churros rellenos, helados y café, entre otras opciones. Precio: desde $ 1.800.

 

SOY CHURRO.

Nueva de Lyon 45, Providencia.

Churros para llevar.

El Gringo

Entre los tantos puestos de shawarma (o gyros, o döner) repartidos por Santiago, este debe ser uno de los más entrañables. Por lo antiguo, por estar en el (ex) barrio árabe de Patronato, pero sobre todo por la calidad de sus preparaciones, basadas en una receta de origen sirio. El pan pita no falla, envolviendo sus versiones de pollo, de vacuno, mixtas o la de cordero, por mucho la más sabrosa de todas. Los platos son grandes y junto a una gaseosa dulce o un agua mineral, le hacen el almuerzo a cualquiera… y con estilo. Precio: desde $ 3.800.

 

EL GRINGO.

Antonia López de Bello 364,

Recoleta. Tel. 98691100.

Ritual Coffee

Un café reconfortante, de grano seleccionado y arábico, servido bien temprano en la mañana (lo que se agradece antes del trabajo), bajo un formato moderno y sobre todo, sabroso. Aquella es la base de este café al paso, ubicado como socio estratégico de Hotel Ritz Carlton, en la concurrida avenida Apoquindo. El servicio va desde un sencillo espresso, pasando por todas las formas cafeteras (helados, con esencias, con leche) hasta desayunos y almuerzos pensados para comer al paso, o quizá en la oficina. Todo lo que la vida moderna requiere. Precio: $ 2.000 (de referencia).

CAFÉ RITUAL.

Apoquindo 3350, Las Condes.

Tel. 224708521.

Llao Llao

Otra heladería entre muchas que hay, sobre todo en los centros comerciales. La gracia de esta es, aparte de contar con un sabor único –una mezcla de crema traída desde España-, la de ofrecer una infinidad de “toppings”, vale decir, desde semillas, chips de chocolate, dulces, una serie de salsas y lo mejor: fruta fresca que se acopla con naturalidad a este helado basado en yogurt. Hay desde vasitos de vidrio hasta cajas de litro. Y todo, por supuesto, para llevar y servir. Precio: desde $ 900.

LLAO LLAO.

Malls Plaza Egaña,

Plaza Vespucio y Plaza Oeste.