CRÍTICA GASTRONÓMICA DEL MES: DE PATIO

Moderno y en rodaje

05 de Septiembre de 2017

“No queremos ser un restaurante de alta cocina. Queremos cocinar rico”, dijo a un medio electrónico Benjamín Nast, dueño y mentor del más reciente sitio donde los cazadores de tendencias han puesto sus ojos. Estar dentro del triángulo Vitacura-Nueva Costanera-Alonso de Córdova, una “zona caliente” en lo que a lugares de alta gama respecta, le juega en contra a esa declaración, aunque tiene con qué defenderla. Uno, el precio: $ 26.500 por 11 tiempos y sin vino (en hora de almuerzo, $ 18.000 por siete tiempos), módico respecto a otros sitios cercanos en estilo e intenciones. Y dos, por su perfil “bistronómico” donde prima la sencillez conceptual.

Desde el snack hasta los postres varían de acuerdo a la temporada y a la pulsión creativa del equipo, que se muestra tal cual es, trabajando, a quien se siente en su barra. Hay harto de lo visto en varias cocinas jóvenes –maceraciones, encurtidos, asados ligeros, calditos, cocciones lentas– con aciertos y decepciones, según sea el caso. Suavidad y simpleza en el Melón de invierno, tiras de zapallo camote marinado y con un toque cítrico; una grata alianza entre erizos y arvejas, mediadas con quínoa crocante y gajos de limón, donde se pudo pensar más la sazón para darle más complejidad a la mezcla. Los toques japoneses aparecen en el buen corte y mejor sabor del Bonito con escabeche de hinojo y manzana; o en los fideos de pasta de jibia en caldo dashi, cuya ligereza agridulce resaltó al molusco. La gran idea de la noche. Para trabajar mejor: la temperatura ambiente, los ritmos de salida de los platos o afinar algunos platos como los tacos de médula, donde la grasitud no se llevó bien con la cebolla encurtida, menos con la lechuga como soporte. En resumen, un espacio convincente a ratos, pero donde vale la pena volver para seguirle la pista: debería crecer en su estilo.

De los vinos: una carta bien acotada, con un puñado de opciones y una marca –Clos des Fous- que por cierto, desde el maridaje, no cubre del todo las pulsiones creativas de la carta. No sería malo: a) afinar la técnica del serviciodel vino en la mesa y b) jugar con más etiquetas para entregar un mayor juego de maridajes.

Especialidad: cocina de mercado y de autor.
Sommelier: no.
Accesorios asociados al vino: copas.
Descorche: $ 5.000.
Ideal para: parejas.
Dirección: Vitacura 3520, Vitacura.
Teléfono: 232450340.
Capacidad: 35 personas.
Consumo promedio: $ 33.000 p/p.
Formas de pago: efectivo, tarjetas.
Horario: martes y miércoles de 19.30 a 23.30.
Jueves a sábados de 13.00 a 16.00 y de 19.30 a
23.30 horas.
Web: www.depatiorestaurante.cl
Mail: [email protected]

                                                                                                                                                                                                                  Carlos Reyes