El Vino al instante

15 de Mayo de 2017

La producción mundial de vinos del pasado año ha sido la más escasa en términos de volumen de los últimos 20 años, según los datos que recopila la Organización Internacional de la Viña y el Vino. La producción mundial de vino, excluidos zumos y mostos, alcanzaría los 259,4 millones de hectolitros (un hL equivale a cien litros), una disminución del 5 % con respecto a 2015, lo que la sitúa entre las tres más escasas producciones desde el 2000, según las primeras estimaciones de la  OIV, que proyectó el año pasado la cifras. Según la organización, Italia confirmó en 2016 su puesto de primer productor mundial (48,8 Mill. hL, -2 % con respecto a 2015), seguida por Francia (41,9 Mill. hL, -12% con respecto a 2015) y España (37,8 Mill. hL, + 1 % con respecto a 2015).“En los tres principales países productores europeos,se registran producciones ligeramente superiores a la media de los últimos cinco años para Italia y España, mientras que en Francia, la producción de 2016 es notablemente inferior a la media”, dijo el director general de la OIV, Jean-Marie Aurand. Alemania y Portugal, con 8,4 y 5,6 Mill. hL respectivamente, registran un descenso (-4 % y -20%); mientras que en Rumanía (4,8 Mill. hL) y en Grecia (2,6 Mill. hL), las producciones registran un aumento (+37 % y +2 %). Estados Unidos (22,5 Mill. hL, +2 % con respecto a 2015) registra nuevamente un nivel de producción elevado. En Oceanía, Australia registra un ligero aumento de su producción (12,5 Mill. hL, o sea, +5%) y Nueva Zelanda, con una producción de 3,1 Mill. hL (+34%), alcanza prácticamente su récord histórico de 2014.

En América del Sur, según la OIV, “las producciones sufrieron un fuerte impacto de los eventos climáticos: Argentina registró una notable disminución de su producción, con 8,8 Mill. hL vinificados en 2016 (-35 % con respecto a 2015); mientras que Chile (10,1 Mill. hL) retrocedió un 21 % con respecto a 2015. Finalmente, Brasil alcanza una producción de 1,4 Mill. hL (una disminución significativa del 50 % con respecto a 2015)”. Los datos sobre Chile, que ocupa el puesto octavo del ranking OIV de países productores tras China y Sudáfrica, son coincidentes con las cifras del Servicio Agrícola y Ganadero: “La producción de vinos total del año 2016 alcanzó a 1.014.362.034 litros, inferior en un 21,2% al año anterior, de los cuales 852.483.830 litros corresponde a vinos con denominación de origen, equivalente al 84,0% del total declarado; 121.774.750 litros a vinos sin denominación de origen que incluye también los vinos viníferos corrientes declarados que no especifican variedad, equivalente al 12% del total declarado; y 40.103.454 litros a vinos provenientes de uvas de mesa, equivalente al 4% del total declarado. La producción de vino para Pisco disminuyó 37,9% respecto al año 2015”. En cuanto al consumo mundial de vino la OIV se recurre a una proyección del nivel de consumo mundial a partir del año 2000 con dos escenarios que se basan sobre la recuperación a largo plazo de la evolución positiva del consumo mundial desde el año 2000, y el otro, sobre la evolución negativa de este mercado desde la crisis económica de 2008. Estas evoluciones permiten enmarcar el consumomundial de vino de 2016 en un intervalo de entre 239,7 y 246,6 Mill. hL, cuyo punto medio es 243,2 Mill. hL.