Muere el MW Michael Broadbent

Autor: Alejandro Jiménez

19 de Marzo de 2020

Se detuvieron las prensas de la revista británica Decanter -para usar la jerga común del periodismo- por la muerte el martes 17 de marzo pasado de su más prolífico columnista, el Master of Wine Michael Broadbent. Según anunció la misma publicación, su hijo Bartholomew Broadbent anunció la noticia en las redes sociales. "Demasiado triste, pero tuvo 92 años maravillosos", dijo Broadbent Junior, quien también trabaja en el área vitivinícola.

 

Si bien fue un prolífico autor y escritor de vinos, se le reconocía como el hombre que reinició las subastas de vinos de la casa Christie’s en la década de 1960.

“Es difícil resumir los muchos logros de Michael Broadbent en un solo artículo”, escribió en su obituario Chris Mercer, columnista de Decanter, pero destacó que “escribió más de 400 columnas solo para la revista de vinos británica, entre 1977 y 2012, y estaba orgulloso de haber contribuido a cada edición mensual en ese período. Su primera columna fue sobre vinos de Oporto”.

“En consecuencia, fue una figura destacada en el desarrollo del mercado internacional de vinos finos en la segunda mitad del siglo XX, aunque una vez comentó que nunca había considerado la idea de que el vino algún día podría convertirse en una inversión para algunas personas”, destaca Mercer.

Amy Wislocki, editora de Decanter, dijo que “era un miembro muy querido y apreciado de la familia Decanter, desempeñando un papel importante, desde los primeros días de la revista, en la construcción de su reputación de autoridad y experiencia”.

“Su conocimiento enciclopédico de los vinos, su ingenio y su entusiasmo por la vida lo convirtieron en una alegría para trabajar, y una alegría para leer”, agregó. “La foto que acompañaba a su columna, que lo mostraba en su bicicleta, se convirtió casi en una marca registrada de Decanter”, recordó.

Nacido en 1927, Broadbent comenzó estudiando Arquitectura, carrera que encontró aburrida. Fue la madre de Broadbent quien le recomendó que solicitara un puesto en el área de comercio de vinos.

En 1952, a los 25 años, se unió al comerciante londinense Tommy Layton, donde comenzó barriendo los pisos y entregando vino en Mayfair.

A partir de ahí, Broadbent nunca miró hacia atrás. Recordaba comúnmente que la primera columna de vino que se le pagó por escribir fue para Cheshire Life, en septiembre de 1957.

Broadbent fue jefe del departamento de subastas de vinos de Christie’s hasta 1992, pero siguió siendo un consultor senior durante muchos años.

 

Una característica imborrable de Broadbent fueron sus notas de cata, que comenzó a escribir el 13 de septiembre de 1952 en una pequeña libreta con líneas rojas. Juntó 150 de ellas que contienen 90 mil notas. Más que una vida dedicada al vino.