Squella: clásico marino en Yungay

Autor: Consuelo Goeppinger

14 de Junio de 2022

CRÍTICA GASTRONÓMICA

Chile cuenta con más de 4.500 kms de costa y una nutrida despensa marina. Pero cuando te preguntan dónde comer buenos pescados y mariscos en Santiago, la respuesta es mucho más díficil de lo que debería ser para un país con esta geografía.

No hay muchas alternativas: los comedores especializados en preparaciones frescas y de calidad difícilmente superan la decena. Squella es uno de ellos. Ubicado en calle Cumming desde hace ya varias décadas, ganó fama por sus ostras y buenos precios, sabiendo adaptar –y modernizar– su propuesta en el tiempo.

En una antigua casona de tres pisos, hoy funciona únicamente en la terraza de la azotea. Un espacio cómodo y sin pretensiones con vistas al Santiago antiguo: casonas centenarias, araucarias e iglesias entremezcladas con edificios y grúas de construcción.

Un jueves a la hora de almuerzo y en el local hay unas 20 personas disfrutando bandejas de ostras y mariscos frescos: el gran atractivo de este lugar. Vienen directamente de las piscinas del primer piso, donde también hay ostiones, choritos, langostas y más. Frescura asegurada. Así se comprueba en las Almejitas con salsa verde ($ 9.900 las 12 unidades), sencillas, turgentes y de suave dulzor. También en los Locos ($ 14.900), de seguro, entre los mejores de la ciudad: tres unidades de buen tamaño, blandos y sabrosos, acompañados de una ensalada de papas mayo bien aliñada.

La variedad de preparaciones calientes no supera la decena: el fuerte de la cocina está en la barra fría. Aunque puede encontrar buenas opciones en los platos del día, como el Perlán de congrio ($ 10.800), una generosa porción de dados de pescado de excelente fritura acompañados de salsa tártara.

Los puntos más bajos del almuerzo fueron el Pulpo con papas rotas ($ 14.800), sabroso y de linda presentación, aunque bastante duro. Y la Leche asada ($ 4.100), un postre que devolvimos después del primer bocado –que no cobraron en la cuenta–: su sabor delataba que llevaba varios días en el refrigerador.

A pesar de estos detalles, Squella está dentro de los mejores exponentes marinos de la ciudad. Un comedor que ha trascendido en el tiempo y que hoy, renovado y con una estupenda terraza, vale la pena visitar. Sobre todo quienes quieran darse un buen patache de mariscos. Para volver, seguro.

De los vinos: buena y acotada selección de sauvignon blanc, chardonnay y rosado que sorprende por sus precios: entre $ 13.500 y $ 25.000. Hay bodegas clásicas como Viu Manent y Montes, y otras más pequeñas, como Erasmo y Andes Plateau. Cuentan con vinos ícono y opciones por copa desde $ 3.900.

SQUELLA

Dirección: Av. Ricardo Cumming 94, Santiago Centro.
Teléfono: +56 9 7486 8862.
Capacidad: 60 personas.
Consumo promedio: $ 30.000 p/p.
Formas de pago: efectivo, tarjeta.
Horarios: lunes a sábados de 12.30 a 22.30. Domingos de 12.30 a 18.00 horas.

Web: www.squellarestaurant.cl
Correo electrónico: [email protected]
Wi-Fi: sí.
Instagram: @squella_restaurante. Disponibilidad de aire acondicionado: sí. Disponibilidad de estacionamiento propio o valet parking: no.

Especialidad: pescados y mariscos.
Carta de vinos: acotada y a buenos precios. Sommelier: no tiene.
Accesorios asociados al vino: copas, decantadores.
Descorche: desde $ 8.000.
Ideal para: patache marino.
Delivery: no tiene.
Área de reparto: no tiene.
Aplicaciones asociadas: no tiene.
Accesos discapacitados: no.

Otros artículos