SÚPER PREMIUM DEL MES : VIK A 2010

04 de Febrero de 2018

Una viña impresionante en Millahue, en la frontera del Valle de Cachapoal, da origen a un blend de alcurnia, que mezcla lo clásico con el Nuevo Mundo y al que los años solo le han significado mejorar.
POR ALEJANDRO JIMÉNEZ. FOTOGRAFÍAS JUAN PABLO TURÉN Y MACARENA ÁLVAREZ.

La idea fue hacer un vino que se separara del icono VIK, pero que conservara las dos grandes columnas de él: la elegancia y el potencial de
guarda. Así nació VIK A, cuya A rinde tributo a Alexander, el emprendedor y millonario noruego que fundó la viña en el 2004 en el Valle de Millahue, Cachapoal, en el límite con Colchagua, específicamente Apalta. “Fue la primera búsqueda de lograr una mezcla distinta a VIK”, explica el enólogo de la viña, Cristián Vallejo. “Es un vino de taninos de mucha suavidad y que con los años se han vuelto casi dulces”, agrega. “Todas las uvas vienen de los mismos sectores, pero hoy se manejan distintas las uvas que van a Piu Belle, por ejemplo, que las de VIK. En el caso de VIK A el manejo es igual que nuestro vino icono, nada más que almomento de mezclar buscamos otro estilo en boca”, explica el enólogo. “Obviamente, las mejores uvas se van a VIK, pero después de eso se hacen mezclas que sean una introducción a ese vino: por un lado Milla Cala y por el otro VIK A”, insiste Vallejo.”.

EL VINO

Es un vino complejo, pero fácil de beber. Siempre agradable. Fue elaborado de manera tradicional”, dice Vallejo. Una de sus particularidades es su largo tiempo en barrica: a los 18 meses se mezclan las mejores barricas y el vino vuelve a ponerse en madera hasta completar entre 23 y 26 meses. “Son períodos largos de barrica para buscar una sedosidad particular. Sin embargo, la fruta nunca es sobrepasada por la madera, a pesar de usar una mayoría de barrica nueva”, explica Vallejo.

EL TERROIR

V IK posee casi 400 hectáre asplantadas en el valle de Millahue. A su vez, esta extensión ha sido dividida en 12 sub sectores o valles. La mezcla tinta de VIK A incorpora uvas de cinco de estos micro valles, desde donde también proviene la uva para su ícono VIK. Estos sectores están completamente mapeados en cuanto a suelos, con gran diversidad de ellos.

VIK
A 2010
Valle de Millahue, Cachapoal

enólogo
Cristián Vallejo.
ficha técnica
51% cabernet sauvignon, 24% carmenère,
13% cabernet franc, 9% merlot y 3% syrah.
potencial de guarda
5-6 años.
temperatura de servicio
16º C.
nota de cata
Rojo cereza con ribetes ocres. Nariz compleja e intensa,
algo licorosa, ciruela seca, frutilla y guinda confitada,
especias, pimienta, clavo de olor, grafito. En boca tiene
buen volumen y estructura, tanino potente, algo
evolucionado, equilibrado.