Un Cabernet Franc delicioso

06 de Julio de 2017

Una viña que se define por sus tintos de clima frío y que toma como bandera una variedad emblemática, elegante pero sin mucha historia en nuestro país. Saga confirma que un cabernet franc es un vino que es puro placer.

10 años de buenas historias”. Así reza parte de la contraetiqueta de Saga, el cabernet franc icono de Loma Larga que ensalza una historia breve pero intensa de una variedad, en el lugar adecuado y haciendo vinos con enorme personalidad. Saga vendría siendo una suerte de corolario para una viña que recién tuvo sus primeras plantaciones a fines de los noventa y que en 2001 apostaría por los llamados tintos de clima frío: syrah, malbec y cabernet franc. “No había referentes para nosotros de esas variedades en clima frío. Y aunque muchos han optado por mostrar con fuerza los syrah de climas fríos o costeros, para nosotros en Loma Larga el cabernet franc fue siempre la punta de lanza. Siempre ha andado muy bien. Son años de puras buenas historias”, remarca Felipe Díaz, gerente general y cabeza de la familia propietaria de esta pequeña pero muy interesante marca de Casablanca.
Hace solo un par de años llegó a reforzar su equipo técnico la enóloga Tamara de Baeremaecker, quien trabajó durante muchos años haciendo
emblemáticos vinos de Concha y Toro como Amelia chardonnay o Don Melchor. “Saga es un vino que muestra la consistencia de una variedad en un terruño particular”, confiesa ella quien lo define como “único”. “De esas cinco hectáreas de donde sacamos SAGA lo que obtenemos es un vino con un sello único, que tiene mucha nobleza, cierta nota especiada pero también de gran suavidad”.
Felipe Díaz refuerza que la viña no tiene apuros comerciales, que les interesa mostrar vinos con identidad de su naturaleza. Saga nació en 2011 y hasta ahora no está definida una nueva añada por salir al mercado. “Saga enaltece la idea de una historia, de una familia que está detrás. Vamos a seguir empecinados en mostrar vinos de alta calidad de Casablanca y el cabernet franc se acomodó con elegancia y nobleza a nuestro terruño”.