Vendimia 2018: operación fiesta

La cosecha de la uva y la carrera por hacerla vino, suma trabajo y más trabajo, pero también festividades en las que se celebra al vino por todo lo alto.

13 de Marzo de 2018

Por Carlos Reyes M.

 

Bien vale planificar el viaje al mundo de las fiestas de la vendimia nacional. En algunas vendimias como la curicana, que ha crecido hasta tener un carácter nacional, se puede asistir hasta en tren desde Santiago –y anexos-, por el día, disfrutando de lo esencial de su propuesta. Otras tienen un carácter, digamos, más boutique, donde se espera menos público, aunque de a poco van alimentándose de fama, sobre todo por ubicarse cerca de Santiago. Lugares como Isla de Maipo o Casablanca, con un acotado número de viñas, cuentan con espacios acogedores y campesinos para dar

 

Curicó. Es la más grande en términos de recursos y espectáculo; y por ende la que congrega la mayor atención. Cuatro días de celebraciones conentradas en la Plaza de Armas de la ciudad maulina, que parten el jueves 22, con una selección de artistas locales apuntalados por Giolito y su Combo. Luego la lista musical continúa con Los Vásquez, Pimpinela y Américo, entre otras figuras masivas. En el ámbito del vino, son decenas los puestos, tanto de las viñas del valle como de comidas de la zona, que aportan la identidad regional. A propósito de ritos, el sábado 24 es el día más importante. Es donde ocurre la bendición del primer mosto de la temporada, el pesaje en botellas de la Reina de la Vendimia 2018 –y su gran corona-, el pregón del vino sumado al deporte por excelencia de la festividad: la competencia de pisadores de uva

22 al 25 de marzo. Valores: Copa oficial más tres degustaciones: $ 5.000. Ticket extra: $ 800. Barra selección Valle de Curicó más cuatro degustaciones: $ 10.000.

 

Casablanca. La sombreada plaza de la ciudad, justo por donde pasaba la antigua Ruta 68, es el escenario para un evento donde se esperan unas 10 mil personas. Una fiesta, digamos, boutique respecto de los festejos de más al sur. Con todo, un espacio para conocer y disfrutar de blancos de alto perfil y sus reconocidos tintos de clima frío. Las 10 viñas que conforman la Ruta del Vino del valle –organizadora junto con la municipalidad- se harán presentes con puestos de degustación de vinos, aparte de una treintena de puestos de comida, con platos y bocados que parte desde los $ 3.500.

24 y 25 de marzo. Valores: desde $ 6.000 la copa de degustación.

 

Isla de Maipo. Todo parte desde el Santuario Nuestra Señora de la Merced, en calle Santelices. En ese lugar se realizará la ceremonia de apertura, con autoridades locales y todo el apego a la tradición pueblerina de campo. En caso de perderse la cita oficial, queda como alternativa un espacio con más de 100 puestos de diversa índole, donde por supuesto el vino manda. Allí destacan las viñas de la zona: Tarapacá, De Martino, Santa Ema, Terramater, Miraflores del Maipo, y viñas emergentes como Robba & Rossi, Ancora, Chateau Potrero Seco, Lourdes, Laurent y Rukumilla. En ese espacio las actividades son gratuitas, a lo que se suman tours en carruaje a Casona Alquería, donde se ubica la primera biblioteca de cepas del valle. Aparte de recorridos por el Casco Histórico de la comuna.

7 y 8 de abril. Valores: copas reserva: $ 6.000; copas Premium: $ 10.000.