VINO ICONO : Alka DE FRANÇOIS LURTON

Un díscolo suelto Colchagua

02 de Enero de 2018

La porfía pero también la convicción de los hermanos Lurton, llevaron al inicio de este siglo a que Alka fuera uno de los primeros grandes vinos en apostar 100% por un carmenère puro. Una mezcla de viñedos de Colchagua, le permiten pasar una década como un vino orgulloso de su estirpe.

Con más de 20 años trabajando y creando su propia marca en Chile, François Lurton habla con propiedad de nuestro país. Su mirada, como suele suceder, es muy francesa y aunque se cuida de criticar a sus colegas chilenos, hay cierto tono de savoir faire que resulta indesmentible. “Cuando llegamos a su país, la carmenère no estaba ´descubierta´, y al principio los chilenos no se interesaron mayormente, recién a fines de los noventa comenzó un cierto trabajo”, nos explica.


Lurton recuerda que en esos años en Francia y otras latitudes probaban con monovarietales y que “tratamos de ver si esta variedad podía entrar en el pequeño club de aquellas cepas que producen vinos complejos por sí solas”… y así fue como nació el primer Alka de la cosecha 2002 de dos parcelas: Lolol (propia) y Apalta (alquilada por 20 años).


“Para nosotros fue la constatación que manejado con tiempo y de manera orgánica, lográbamos un vino de un nivel de calidad impresionante. Un carmenère de estos terruños que mostraba mucha complejidad”, enfatiza Lurton. El enólogo francés que ya lleva un buen par años solo en su aventura latinoamericana (Argentina y Chile), afirma que es cierto que el carmenère se revela mejor en cortes o mezclas “pero nosotros tenemos dos viñedos que sin dudad son especiales”. Para él, Apalta es riqueza y suavidad mientras que Lolol entrega estructura y acidez.


Cuando le preguntamos por aquel mito sobre el carmenère, ese que habla que no da grandes vinos y  que siempre necesita un “leve“ empuje de otras variedades con más estructura, Lurton explica: “como en todo vino de alto nivel, voy buscando fineza lo que es particularmente difícil con esta variedad que suele tender hacia taninos rústicos, pero hemos ido conociéndola, hemos manejado mejor los viñedos controlando su rendimiento y también suavizamos nuestra extracción en la bodega”.
Alka es un vino que logra un buen equilibrio de madurez y acidez, con ciertos guiños maduros e intensos que dejarán muy felices a los consumidores de vinos más asequibles en el paladar. “Un grande carmenère para mi tiene una suavidad natural que esconde su acidez pero que sobre todo mantiene el equilibrio”.

Viña François Lurton
Alka 2015
Valle de Colchagua.

Enólogo: François Lurton.
Ficha técnica: 100% carmenère.
Crianza: 18 meses de crianza en demi-muids
de roble francés (600 litros)
Tipo de suelo: coluviones volcánicos y
sedimentarios de andesita con textura limoarcillosa.
Rendimiento: 4.5-5 toneladas por
hectáreas (promedio).
Alcohol: 15%
Servicio: decantar y servir a los 17º C.
Potencial de guarda: seis años.
nota de cata: Rojo guinda oscuro, de gran
intensidad. Aparecen notas frutales, algo de
ciruelas frescas, una nota especiada, con un
fondo algo animal. En boca es de acidez media,
buen volumen y estructura, tanino sedoso y
potente. Para guardar.