Vino Premium DEL MES: ACONCAGUA COSTA, ALTO Y SINGLE VINEYARD

01 de Octubre de 2017

Durante la última década, la viña de Aconcagua profundizó su conocimiento del valle y de Casablanca, hasta conseguir una camada de vinos con distinción y calidad, reconocida deforma amplia. Desde el interior y cercano al mar, las señales de excelencia son claras.

E s el ritmo dado por los campos y el terruño lo que marca, en definitiva, la transformación de Errázuriz. Con el paso de la década -y antes también-, el paciente trabajo enológico liderado por Francisco Baettig, ha configurado una idea de vinos renovada, con tres grandes ejemplos para mostrar, aparte de sus gamas icónicas: Aconcagua Costa, Aconcagua Alto y Single Vineyard. La primera, de acuerdo al enólogo “se considera una gama en sí, es un proyecto enológico y de terroir con características muy particulares. Posee una filosofía y características únicas de clima (cool climate)”, dice. La segunda se enmarca dentro de la categoría Especialidades “al coincidir con el foco de esta gama, basado en esa constante inquietud por la búsqueda de nuevos productos y estilos dentro del Valle del Aconcagua. Se trata de un rango único de vinos tintos del extremo este del valle”, cuenta.

En el caso de Single Vineyard, la fruta proviene de Casablanca, del viñedo La Escultura, a unos 32 kilómetros del mar, con una marcada influencia costera y de clima tan frío como el de Aconcagua cercano al litoral. Allá la proximidad es mayor, con campos ubicados a 12 kilómetros lineales de la costa, con parras plantadas entre 2005 y 2009, cuyo suelo “está compuesto por una delgada capa de suelo franco a franco arcilloso, ubicado sobre sustrato de roca metamórfica (esquisto/pizarra)”, cuenta Baettig. En el caso de Aconcagua Alto, los viñedos se sitúan en el interior del valle, plantados en laderas de hasta 600 metros sobre el nivel del mar en la ribera sur del río. Estas cualidades permiten botellas distintivas: “tienen mucho foco en la frescura y por ende con muy buena acidez, lo cual les asegura un excelente potencial de guarda”, indica el enólogo. Hay futuro en esos vinos, que de todos modos gozan de un presente notable, de acuerdo a los diversos reconocimientos que han obtenido. Si bien no existen recetas claras y precisas para lograr excelencia en un vino, sí hay algunas consideraciones en el caso de estos productos: “tienen menor uso de barrica nueva, mayor uso de recipientes alternativos muy respetuosos de la fruta (huevos, fudres, fermentación en cubas de concreto) y cosechas algo más tempranas, buscando grados alcohólicos moderados y ausencia de notas dulces y maduras”, asegura el enólogo. Reflejos de una deliciosa transformación.

Errázuriz
Aconcagua Costa

Syrah 2015
valle de Aconcagua

ficha técnica
100% syrah.
crianza en madera
12% en barricas nuevas; 78% en barricas usadas y
10% en fudres.
nota de cata
Rojo guinda intenso. Untuoso de nariz potente y
compleja, con aromas animales, cuero, tabaco,
especias, regaliz y vainilla. Boca intensa, de acidez
alta; tanino intenso. Final largo.

 

Errázuriz
single vineyard

Sauvignon blanc 2016
valle de Casablanca

ficha técnica
100% sauvignon blanc.
crianza en madera
no tiene.
nota de cata
Amarillo plateado. Gran intensidad
aromática en cítricos, cáscara de lima,
manzana verde, notas herbales, hojas
de tomate y espárragos verdes. En boca
acidez media alta, de buen volumen y
cuerpo; nota dulce que le da
complejidad.

 

Errázuriz
Aconcagua Alto

Cabernet sauvignon 2015
Valle de Aconcagua

ficha técnica
88% cabernet sauvignon, 7% petit
verdot y 5% cabernet franc
crianza en madera
12 meses (20% barrica nueva).
nota de cata
Rojo cereza opaco. Aromas maduros,
de fruta roja pequeña, grosella roja,
guinda en su jugo. Boca tersa,
estricta, algo compacta, de gran
tanino, vertical.