Vinocular: cuidando el patrimonio

Una nueva corporación cultural busca fomentar el conocimiento y divulgación de cepas y usos tradicionales del vino chileno

19 de Junio de 2018

Pintatani, esos raros ejemplares del vallecito de Codpa. También el Chacolí doñihuano y los pipeños que resurgen en los territorios de Cauquenes e Itata. Vinos cuasi perdidos, de profundas raíces históricas y en búsqueda de una reivindicación dentro de Chile. Y por qué no, más allá. Esos ejemplares, sumados a otros vinos patrimoniales, son el foco de Vinocular, la nueva corporación cultural lanzada hace algunos días, en una comida efectuada en el comedor Motemei de Vitacura.

Sus socios, el sommelier Mario Astudillo y la gestora cultura Nadia Parra, buscan esa puesta en valor de la antigua viticultura nacional, en especial productos casi extintos como el chacolí o el asoleado maulino. Al momento de su creación son dos los proyectos anunciado y que se llevará buena parte de sus afanes: la creación de un libro histórico llamado “Arquitectura de viñas y bodegas de Chile”, para dar una descripción y análisis de las bodegas emblemáticas más antiguas y premiadas en el extranjero.

El otro es la publicación de una investigación realizada por Astudillo, junto a productores de la Denominación de Origen (D.O.) Asoleado, en el Maule..

Más informaciones al mail [email protected]