Vinos Gran Reseva del Mes: Max Reserva "Un Clásico al día"

05 de Noviembre de 2017

La línea Max Reserva de Viña Errázuriz refleja una filosofía enológica precisa: linealidad, verticalidad y más paladar. En ese objetivo se han ajustado los tiempos de cosecha y el uso de la madera, así como técnicas más amigables en la vinificación.

La línea Max Reserva de Viña Errázuriz es una de las más emblemáticas del valle del río Aconcagua, que sin embargo en el último lustro ha tenido diferentes ajustes. “Hemos dejado la búsqueda de una madurez opulenta de hace algunos años, por lo que estamos cosechando más temprano, dos o tres semanas antes, lo que nos permite mayor acidez natural, mayores niveles de frescura”, apunta el subgerente de enología de Errázuriz, Wladimir Medel, a cargo de estos vinos.

“Son vinos de buena concentración, en el caso de los tintos particularmente, apuntando a taninos suaves y redondos, que sean accesibles al consumidor”, explica, sin dejar de anotar otros pequeños ajustes. “Si bien hay un nivel de dulzor en el paladar en los Max Reserva tintos, es menos que antes. Otro cambio significativo es que hay un menor uso de la madera. Por lo tanto lo que estamos buscando es un mejor balance entre la fruta y la acidez natural”, dice Medel.

El terroir

El sauvignon blanc Max Reserva proviene en su totalidad de Aconcagua Costa, que se plantó en el 2005. Está alrededor de 10 kms. de la costa y la gran particularidad es que el tipo de suelo es muy diferente. “Hay piedra metamórfica, tipo pizarra, que les da a los vinos la característica de ser más secos en sabor, menos dulces, con una persistencia muy alta”, dice Medel. El pinot noir de esta línea también proviene del mismo campo costero de Errázuriz, que además tiene distintas exposiciones lo que permite jugar con variados tiempos de madurez. El merlot de Max Reserva proviene del Aconcagua clásico, cerca de la bodega de Errázuriz, desde el campo denominado Max IV, “con un suelo más limo-arcilloso, más profundo, sin casi piedras”, explica el enólogo, quien agrega que siendo una variedad complicada se han extremado los cuidados para obtener
la mejor materia prima posible.

Los vinos

Hay elementos que unen a estos vinos: “la linealidad, la verticalidad y el paladar”, dice Medel. Al sauvignon blanc “tratamos darle más boca, por eso hacemos parte con racimo entero, un poco más oxidativo, pero da más elegancia y fineza en boca. 20 por ciento se hace con esta técnica”, explica. En el caso del merlot “limitamos la cantidad de remontajes, los niveles de maceración y hacemos lo que llamamos barrel ferment, es decir
estamos fermentando en cubas y antes que termine la fermentación alcohólica sacamos el vino y terminamos de fermentar en la barrica. Eso te quita un poco de estructura pero resalta la fruta fresca”, explica el enólogo. En el caso del pinot noir “estamos haciendo harta maceración fría entre tres y cinco días, realizamos también fermentación salvaje y antes de bajar el vino a barricas tratamos de hacer un par de trasiegos para limpiar el vino porque tiende a reducirse”.

Errázuriz
Max Reserva
Merlot 2014
Valle de Aconcagua

nota de cata
Rojo vivo. Aromas ahumados, cerezas
rojas confitadas, grosella madura,
chocolate, guinda, algo de granos de café.
Boca intensa, de estructura media, taninos
firmes y rústicos, boca media-larga,
retrogusto especiado.

Errázuriz
Max Reserva
Sauvignon Blanc 2016
Valle de Aconcagua Costa

nota de cata
Amarillo verdoso suave. De aromas
vegetales profundos que tienden a
abrirse hacia la mineralidad. Boca rica,
de buena textura y profundidad. Con
carácter.

Errázuriz
Max Reserva
Pinot Noir 2015
Valle de Aconcagua Costa

nota de cata
Roja violeta de intensidad media.
Aromas a frutilla, guinda, frambuesa,
violeta y especias dulces. En boca es
fresco, sedoso, de taninos suaves,
fruta roja y negra frescas; es amable
y balanceado.