Vinos reserva del mes : 7 Colores Reserva "Alzando el Vuelo"

03 de Noviembre de 2017

Mezclas de uvas y vinos desde todo el país, como un mosaico de territorios y frutas, forman la razón de ser de una viña con una breve experiencia en el rubro de los embotellados, pero una considerable trayectoria a nivel granel. De aquella enorme reserva de vinos sacan lo que mejor les parece, creando una singular línea de mezclas tintas y blancas.

Tachuris rubrigastra, es el nombre científico del Siete Colores, un pájaro pequeño de humedales y como su nombre lo dice, diverso en colorido. También y como cree Diego Swinburn, gerente general, director enológico de la viña homónima y amante pertinaz de las aves, el nombre se asocia a una idea de libertad, propia, en este caso, de quien está dando sus primeros pasos en el mundo del vino embotellado: si no hay historia -como viña llevan tres años- tampoco hay obligaciones con el pasado. Sin embargo, poseen una larga trayectoria y es considerable. Empresas Lourdes está tras la idea y desde 1989 se dedica a la venta de vino a granel. En 2000 entra a la propiedad el grupo Yarur, definiendo su destino masivo hasta su primera incursión en el embotellado, a través de la creación de marcas específicas por encargo. Luego vendría la etiqueta propia. Sus ventas a 36 mercados les pone en contacto con estilos, tendencias, realidades y gustos diferentes. También oportunidades, aprovechando la materia prima a disposición, proveniente desde los valles del Limarí al Biobío, basada en muchos casos a través de acuerdos de largo plazo con productores tanto de uva como de vino. “Esa disposición les va dando una flexibilidad importante en la manera de ver el mundo enológico. Por lo tanto, cuando se le pone ojo a la materia prima y dónde se encuentra, independiente de quien la hace, es cuando empieza 7Colores”, cuenta Swinburn. La flexibilidad es la norma. Aparte de su línea de entrada con cepas “puras”, en sus niveles gran reserva y mayores, mezclan tintos con pequeños porcentajes de uva blanca o bien integran las mejores cepas y vinos, de acuerdo a cada temporada, en su “Reserva de Familia” y Limited Edition. En su línea Reserva, presentada para LA CAV este mes, se nota también aquella búsqueda innovativa, combinando cepas “tradicionales” con variedades de raigambre campesina, algunas de ellas patrimoniales. “Ahí dijimos: ya que estamos relacionados (por su estructura de viñateros a granel) con este mundo más patrimonial, de país, cinsault, carignan, torontel, muchas veces olvidadas o subvaloradas, invitémoslas a integrar mezclas y darles un rol protagónico y mostrar su aporte”, cuenta el enólogo. Así nace cabernet sauvignon (Maipo) junto con país (Maule); carmenère (Rapel) y cinsault (Maule), completando con un blanco, en este caso la sociedad entre sauvignon blanc (Casablanca) y torontel (Maule). Productores de uva y de vino, unidos bajo 7Colores, buscando una mezcla tan llamativa como su etiqueta. Una historia breve y casi 150 mil cajas destinadas a Asia, Europa, Brasil y desde este mes a Chile, son un llamado de atención de una manera de hacer vino flexible y de perfil fresco, como anuncian desde la viña. Tanto, como el pájaro que la inspira. “Una manera de mostrar el vino de una manera más amigable y accesible, moderna y bonita”, dice Diego Swinburn.

7Colores

Reserva
Cabernet sauvignon – país 2015
Valle del Maipo

nota de cata
Rojo cereza con toques violetas.
Aromas muy frutales, con notas
especiadas, claras y simples. Boca
media, frutal, amable, de fondo
fresco.

7Colores
Reserva
Sauvignon blanc – torontel 2017
Valle de Casablanca

nota de cata
Amarillo dorado con ribetes
plateados. Nariz de mediana
intensidad, muestra acidez, aromas
a frutos tropicales como mango y
piña. En boca acidez media, algo
ligero, frutal, de volumen medio

7Colores
Reserva
Carmenère – cinsault 2015
Valle de Rapel

nota de cata
Rojo cereza oscuro. Aromas frutales
intensos, con capas, limpios, fondos
tostados. Boca frutal, de buen
volumen, media intensidad,
amable.